El camino del mago

Hace mucho tiempo, el hombre definía la realidad en que vivía de distinta forma a como lo hacemos ahora.
Seguramente, para el hombre antiguo, más cercano a la naturaleza y a la raiz divina de las cosas, la realidad era una visión más mágica de lo que ahora pensamos que podría ser.
Su interacción pura y natural con la vida, con los elementos, con la Tierra, con las estrellas, las estaciones, los animales, o las plantas; unida a su visión primigenia de la espiritualidad; lograba que el hombre experimentara una realidad radicalmente diferente a la nuestra.

De la misma manera en que nuestros científicos utilizan su mente para crear instrumentos tecnológicos con que observar la materia y transformar nuestro modo de vida, nuestros antepasados, chamanes o brujos, utilizaban su mente para crear elementos con una carga psíquica y arquetípica con el fin de transformar su realidad.
Y al contrario que el hombre tecnológico actual, que solo cree en aquello que es material, medible, pesable, y cuantificable; y desarrolla una tecnología que solo sirve para analizar el mundo material; el brujo desarrollaba su psique mediante técnicas iniciáticas que abrían la mente, o drogas que activaban su capacidad de ver realidades que solo se mostraban a las mentes elásticas.

La finalidad de ambos ha sido siempre la de comprender y dominar el universo y sus principios, transformar la realidad, o superar la muerte, conducidos por la ley de la supervivencia. Pero en nuestra realidad materialista se ha colocado un grueso velo que impide que podamos experimentar una vida alternativa puramente natural. La vida del hombre primordial.

Y la razón de que no podamos regresar al hombre primordial es obvia. Para poder vivir una vida chamánica, tendríamos necesariamente que haber sido educados desde niños en contacto y en armonía con la naturaleza. Pero la naturaleza que aún sigue virgen en los paises occidentales está prohibida a la convivencia natural con el hombre, que se ha visto relegado a ser un simple paseante, o un turista ocasional. El resto del espacio natural en occidente está prácticamente destruido, envenenado; y cercenado de autopistas, carreteras, minas, edificios, escombreras, y basura de diferente magnitud y mal gusto.
Aquello a lo que llamamos progreso, ha destruido La Tierra virgen, nos ha hecho más miserables, ignorantes, e infelices. Seres sin rumbo pero con “smartphone”.

Sin embargo y a pesar de la apariencia, seguimos siendo seres naturales, y nuestro camino evolutivo está marcado de antemano para alcanzar un nivel más avanzado que el del chamán. Y es que ante todo, somos seres en evolución vivencial permanente. Para poder salir de una realidad necesitamos vivirla hasta sus últimas consecuencias. O lo que es lo mismo, para aprender necesitamos cometer errores y poder salir de ellos.

Se deduce por ello que el hombre brujo cometió un error previo del que tuvo que salir como guerrero. Y todo apunta a que es así, ya que si hubiera tenido éxito habría evolucionado directamente hasta el rango de hombre mago, que era el siguiente escalón evolutivo natural.

¿Y que es un mago?… Pues un mago es aquel que, debido a su conocimiento de la esencia de la vida, puede llegar a dominar la materia, transmutarse a sí mismo, y transformar la realidad…. Es el hombre-dios, el portador del conocimiento de la piedra filosofal.

Ahora bien, el ser humano actual ha buscado con ahínco desvelar ese secreto, pero ha construido una cultura basada en el poder que le ha obligado a olvidar su profunda conexión con el universo. Se ha separado de la naturaleza, explotándola y ensuciándola, pervirtiendo su comunión con el Todo por medio del egoísmo. Se ha olvidado, como el brujo y como el guerrero, del Amor.

Aún así, la evolución sigue su curso. La globalización ha traido otros métodos iniciáticos con que poder ampliar la mente, que al fin y al cabo, es lo que se pretende si quieres evolucionar.
La conciencia ecologista, las manifestaciones antisistema, la rebeldía hacia lo establecido son manifestaciones del inicio de una nueva conciencia emergente. Las enormes capacidades globales de comunicación nos han ensanchado nuestra percepción de la realidad hasta tal punto, que parece ya imparable una profunda reflexión global acerca del camino que estamos tomando.
Y esto tendrá, sin duda, sus consecuencias, no solo a nivel colectivo, sino que ya se empiezan a percibir cambios significativos en la conciencia individual. Y aunque no en todos, si en muchos individuos preocupados por la deriva de los acontecimientos.

Estamos, sin duda, ante el declive de la civilización occidental, que a su vez es la dominante del planeta. Esto genera lo que actualmente experimentamos todos: un colapso económico, filosófico y ético. sin embargo, este caos ambiental produce, a su vez, dicha reflexión en más y más individuos. Debido a esto, la conciencia de la realidad está en plena metamorfosis, y la Verdad se va desvelando a medida que crece el número de personas en proceso de despertar y ahondamos en las causas de nuestra crisis. En este tiempo que nos está tocando vivir, muchos mitos, y falsedades que antes creíamos sin dudar, ahora se ven descubiertos. Un nuevo paradigma de realidad está comenzando a brotar de la nueva conciencia que surge. Se acerca una nueva era, y no hay que ser muy listos para poder percibirlo.

Es lógico pensar que enmedio de este maremagnum de destrucción saldrán nuevas ideas, nuevos líderes, y nuevas formas de encarar el nuevo futuro que se avecina.
Estamos a punto de romper muchos límites que antes nos parecían insalvables, pero la mayoría de las personas, aún no se están dando cuenta de ello.
Para los más avezados, en el horizonte ya se ve un nuevo principio. Nuestra mente va a salir renovada, reforzada y ampliada. Se está dando a la humanidad una oportunidad clara para sanar nuestros errores y, con lo que ahora sabemos, poder retomar nuestro camino espiritual, nuestra razón de ser, nuestro destino. Desde el Amor, ser los jardineros de nuestra propia realidad. Convertirnos en magos…

La mente chamánica, o la científica, han sido los pasos previos necesarios para sublimar nuestra experiencia de vida. Sin estas vivencias nunca nos habriamos topado de lleno con los límites que cada una representaban.
En la sociedad chamánica habríamos permanecido estancados en medio de sociedades tribales estables, muy apegadas a la naturaleza, pero sin el dinamismo necesario para evolucionar. Y en la sociedad científica actual nos enfrentamos a una realidad cuántica en la que vamos descubriendo la profunda conexión de la materia con el tejido psíquico que crea la vida del universo. El hombre científico está comenzándo a asomarse al umbral de una nueva realidad experimental… El universo solo tiene sentido cuando se le da forma desde la psique… O lo que es lo mismo: la materia es una sopa de energía ondulante y vibratoria, a la que la capacidad cognitiva de la mente le otorga una forma, o razón de ser, dependiendo del nivel o estado de conciencia del “momento evolutivo” del individuo o especie.

La mente crea la realidad

Si entendemos bien todo el párrafo anterior, fácilmente llegaremos a entrever que la materia no está fija ni mucho menos, sino que es tan rígida o elástica como lo es nuestra conciencia. Y la “conciencia” no es más que la capacidad que tiene un ser vivo de percibir la realidad.

Por tanto, Si nuestra realidad se percibe de una forma rígida y limitada, así será nuestra conciencia de dicha realidad, y bajo esos parámetros rígidos y limitados experimentaremos la vida hasta que, de alguna forma, rompamos esos límites. Pues bien, esto es precisamente lo que estamos haciendo ahora de forma sutil pero contínua. Nos encontramos en el intervalo entre el homo sapiens sapiens y el salto evolutivo siguiente, tratando de romper los límites mentales establecidos. Y ahora, la labor social del mago es influir en la mente colectiva humana para limpiarla, y preparar su cambio de realidad de la forma más armónica posible.

El camino del mago primero ha de ser una búsqueda individual de las respuestas que sólo se encuentran en el libro sagrado de la vida: nuestro corazón. Y no hay otra vía que superar los esquemas mentales que nos frenan, sobrepasando todos los límites impuestos por una visión de la vida a medio camino en la evolución consciente del hombre. Es el camino de transformar la realidad ampliando su propia conciencia, de la única manera en que es posible hacerlo: por medio de la comprensión profunda de la vida.
Y esa comprensión es un proceso de autosanación que comienza con el amor a La Vida y el respeto a cada ser viviente, sea quién sea, y sea lo que sea, pues todo ha de ser comprendido y amado. Cuando se llega a este punto, todo aquello que nos reduce, que nos hace daño, que nos limita desaparece. El odio, el rencor, la venganza, el miedo y, en definitiva, los sentimientos que nos hacen sufrir y distorsionan la verdad, dejan de tener poder sobre nosotros. Comprenderemos que no hay maldad en los seres humanos que no tenga su origen en su enfermedad: la locura.

El proceso de comprensión conlleva sanarse de la locura y la enfermedad psíquica que nos rodea. Hay que limpiar las innumerables capas de falsedad que nos tapan la sencilla verdad y bondad de la vida.
La primera tarea del mago es, por tanto, un proceso evolutivo individual de autosanación. Es por eso que nunca puede haber magos negros o malignos. La magia no puede alcanzarse si no limpiamos el mal que reduce nuestra conciencia.

Sin embargo si que existen brujos malignos, y son aquellos que utilizan los arquetipos psíquicos para infundir mentiras en las mentes de otras personas y taparles aún más la verdad, confundiéndolos y haciendoles creer como verdad un axioma falso.

Cada mentira que hacemos creer a alguien se convierte en un hechizo. Y por tanto, el mentiroso siempre es un hechicero. Y descubrir los hechizos es el principio del DESPERTAR.

Por ello, el brujo (políticos, comerciantes, periodistas, y cualquiera en general), al igual que el científico, pueden fácilmente convertirse en hechiceros y hacer creer a toda una sociedad una falsa realidad, que puede llegar a perdurar hasta que dejemos de creerlos y despertemos de sus hechizos.
A esta perdida de realidad, los expertos en sicología lo llaman “psicosis”. Que es precisamente lo que vive la humanidad desde tiempos muy lejanos. Su principal enfermedad psíquica.
Así que, si seguimos sintetizando nos encontraremos que solo hay dos tipos de seres humanos, el sicótico o hechizado (todos, en mayor o menor medida), y el despierto (de momento en proceso de evolución. No digo que no haya. Yo no conozco a nadie.).

El mago es, por todo esto, el resultado del despertar del hombre. Está muy por encima del brujo o el científico. Su completa sanación psico-física le coloca automáticamente como divinidad real y viviente en amor y comprensión. Es un creador, un sanador, un mesías. Su conciencia está fundida con la verdad de la vida y fuera de toda falsa realidad. Y es desde ese punto cuando la materia y los átomos, simplemente le obedecen, como acto de cada una de sus creaciones mentales, por la única energía que lo une todo y que proviene directamente de LA VERDAD…: EL AMOR… Y ya sabíamos desde hace mucho tiempo que si CREEMOS EN LA FUERZA DEL AMOR, (Creencia y no Fe ciega), podremos hacer milagros, pues es EL MILAGRO la acción creativa de un Mago, y el resultado de saltarse todo “límite lógico” actuando desde la firme creencia del poder del Amor.

Este es, precisamente, el mensaje que una y otra vez, nos han transmitido los sabios que en el mundo han sido. Sin Amor y sin Creencia no hay sanación, ni Magia, ni milagro, ni sabiduría………….

“EN VERDAD OS DIGO QUE MAYORES COSAS AUN DE LAS QUE YO HAGO, HAREIS VOSOTROS”
Jesús el Cristo (un mago, un profeta, un hombre-Dios) -Juan 14:12-

Anuncios

Publicado el 16 de abril de 2013 en filosofía, Metafísica y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: